logo

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Sí, acepto el tratamiento de mis datos

Al hacer click en el botón, Usted presta el consentimiento para que sus datos sean tratados por OFICINA MEDIA ESPAÑA con la siguiente finalidad: Resolver las cuestiones que nos plantee; Remitir boletín, e información relacionada con los fines de OFICINA MEDIA ESPAÑA.

OFICINA MEDIA ESPAÑA no cede datos personales a terceros, salvo obligación legal, ni realizará transferencias de datos internacionales. En cualquier momento podrá revocar el consentimiento prestado y ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión o derecho al olvido, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de datos, dirigiendo comunicación escrita, acompañada de fotocopia del DNI en vigor u otro documento en vigor acreditativo de su identidad, a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. En todo caso, podrá ampliar la información en materia de protección de datos en nuestra política de privacidad.

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Sí, acepto el tratamiento de mis datos

Al hacer click en el botón, Usted presta el consentimiento para que sus datos sean tratados por OFICINA MEDIA ESPAÑA con la siguiente finalidad: Resolver las cuestiones que nos plantee; Remitir boletín, e información relacionada con los fines de OFICINA MEDIA ESPAÑA.

OFICINA MEDIA ESPAÑA no cede datos personales a terceros, salvo obligación legal, ni realizará transferencias de datos internacionales. En cualquier momento podrá revocar el consentimiento prestado y ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión o derecho al olvido, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de datos, dirigiendo comunicación escrita, acompañada de fotocopia del DNI en vigor u otro documento en vigor acreditativo de su identidad, a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. En todo caso, podrá ampliar la información en materia de protección de datos en nuestra política de privacidad.

Miércoles, 09 Octubre 2019 17:30

EDITORIAL DEL MES: Octubre de 2019

El dinero como solución de todos los problemas, pero ¿qué dinero?

En lo que llevamos de año, y en lo que nos queda, de vez en cuando nos vemos obligados a reflexionar sobre el panorama cambiante de nuestra industria. Hay diferentes términos que nos traen de cabeza, como la disrupción, la entrada de las plataformas, los cambios de modelo de negocio, etc. Parece que nadie sabe hacía dónde vamos, ni qué destino nos aguarda. Eso sí, parece que hay un denominador común en toda esta confusión, y es que el dinero manda mucho, incluso más de lo que hasta el momento eramos conscientes.

Es difícil negarlo, ya que la prensa profesional nos abruma con noticias sobre todo tipo de acuerdos astronómicos que se firman, especialmente en Estados Unidos. Si un día se firma un contrato con siete dígitos, hoy se firma otro pero con ocho, y así contínuamente. Para los profesionales europeos, las comparaciones con Hollywood han sido siempre y siguen siendo poco edificantes. En mi opinión, no se debe comparar la industria norteamericana con la europea, porque son tan radicalmente distintas en cuanto a la escala de los negocios que se hacen en cada lado del Atlántico, que al menos con los números en la mano no conseguimos sacar demasiadas conclusiones útiles. También el tipo de películas que se realizan poco tienen que ver las unas con las otras, salvo excepciones.

Lo que me llama la atención es el tema del dinero privado que se invierte en el cine. Todos sabemos que los grandes estudios y las plataformas están financiados con dinero privado. En USA hay incentivos fiscales, que son subvenciones públicas, pero parece que es el dinero privado, el capital riesgo y/o el accionista, el que tiene la última palabra en muchos momentos. En Europa no es así, al menos en el cine. Una de las razones principales por las que no hemos conseguido atraer el interés de los inversores de capital riesgo parece ser que nuestras “operaciones financieras” no tienen el tamaño adecuado para atraer el interés de los fondos. Los análisis de riesgo y los procesos de debida diligencia que aplican los fondos son costosos. Casi siempre que ven una propuesta nuestra, hay una asimetría entre los gastos de debida diligencia y el retorno sobre la inversión a la vista. Otro escollo es la fragmentación en Europa, donde no hay un verdadero mercado de capital riesgo europeo, sino muchos mercados nacionales y una permanente amenaza de tener que pagar impuestos en varios países por la misma operación.

Para que los inversores se subieran a un tren, lo ideal parece que sería que hubiera una mezcla de capital riesgo público y privado. Los inversores privados inician operaciones que luego se refuerzan con capital riesgo público. Y precisamente en eso parece que estamos. Las cosas están cambiando en cuanto a la inversión de capital riesgo. En Europa se estima que los fondos de capital riesgo invierten unos 23 mil millones de euros anualmente, un 80% en startups. En USA, que tiene una población muy inferior a la de Europa (365 millones vs. 500 millones), aunque nuestros PIBs son bastante parecidos, los fondos invierten cinco veces más, 130 mil millones. En Europa hay una tendencia al alza, de hecho. Según un artículo publicado en Crunchbase, datos del Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y de una serie de consultoras financieras (Atomico, Dealroom, PWC, EY, Preqin) así como según el análisis del especialista Jordi Viñas, las inversiones de los fondos en Europa van a crecer mucho en un futuro cercano, mientras que hay una tendencia a invertir en operaciones cada vez menos grandes. Y esto, precisamente, abre una oportunidad para nuestras industrias audiovisuales. El dinero, tal y como están los mercados financieros y los tipos de interés, no sabe a dónde ir. Solamente es cuestión de tiempo hasta que llegue a nuestra orilla. De hecho, desde que el Fondo de Garantía para Industrias Culturales del FEI ha demostrado ser un éxito rotundo, se está pensando en crear una nueva herramienta financiera con apoyo del fondo, pero esta vez para estimular a la inversión de capital riesgo. En la Comisión Europea y en Europa Creativa este tema es de gran actualidad, de modo que lo tenemos que apuntar como un asunto a tratar, cuanto antes, mejor.

Por decirlo de manera simplificada: Ahí afuera hay montones de dinero. El dinero no sabe a dónde ir. El FEI, la Comisión y Europa Creativa trabajan en la creación de una herramienta que permita canalizar el capital riesgo hacia nuestras industrias. ¿Qué es lo que podemos hacer nosotros? – Por un lado, ayudar a diseñar un instrumento de inversión de capital riesgo que sea coherente con nuestra realidad. Para eso, debemos mantener el diálogo con los responsables en Bruselas y en Luxemburgo. Por otro lado, debemos de pensar cómo crear ofertas (proyectos, empresas, oportunidades de inversión) que tengan características adecuadas para que el capital riesgo se inyecte en ellos. No podemos cambiar de un día para otro nuestra forma de hacer las cosas, añadiendo ceros al coste de nuestros proyectos. Pero quizás hay maneras de aglutinar o juntar operaciones para operar a escala más grande y con posibilidades de repartir riesgos mediante la colateralización cruzada, algo que, al menos que yo sepa por experiencia propia, ya se suele hacer desde hace mucho tiempo en contratos de distribución, por dar solo un ejemplo.

Creo que el mundo globalizado donde la consolidación es una tendencia constante ya no se va a parar. No hay vuelta atrás. Lo que hay es urgencia a la hora de pensar en cómo adaptar MEDIA a este nuevo panorama. Es lo que estamos haciendo. Para eso, en los distintos European Film Forum, nuestro think tank itinerante, se habla de ello, como recientemente en San Sebastián. Invito a los productores, los distribuidores, los creadores y a las instituciones interesadas, a sumarse al think tank. Es ahora que estamos diseñando no solamente el futuro de MEDIA, sino nuestro futuro. Porque MEDIA es vuestra herramienta de trabajo, os tiene que servir a vosotros y a vuestros proyectos.

Saludos cordiales,

Peter Andermatt

Oficina MEDIA España

NUESTROS PATRONOS